Cuándo quitar las muelas del juicio y qué pasa si no lo haces

Cuándo quitar las muelas del juicio y qué pasa si no lo haces

Las muelas del juicio y las dudas sobre cuándo es necesario extraerlas son uno de los motivos de consulta más común en nuestra clínica dental en Valencia. Por eso en este post te respondemos a las cuestiones que más inquietudes generan, como qué son, por qué duelen, cuándo es necesaria la extracción de las muelas del juicio y qué pasa si no lo haces.

Qué son las muelas del juicio

Las muelas del juicio son los terceros molares, las últimas piezas dentales que salen durante el proceso de dentición permanente. Son cuatro y empiezan a asomar entre los 16 y los 21 años, aunque se puede dar el caso de personas que no cuentan con ellas. Mientras están libres de dolor o infecciones y están perfectamente alineadas, las muelas del juicio son útiles y no se recomienda extraerlas, pero en la mayoría de los casos suelen suponer un problema para la salud bucodental. 

Esto es porque no suelen tener espacio suficiente en la boca para desarrollarse, lo que ocasiona una serie de patologías y, sobre todo, dolor durante periodos de tiempo. Si a este dolor no se le pone solución, que puede ser la toma de medicamentos recetados por el doctor en odontología o la extracción, puede ocasionar dolor de cabeza, de oído, mejillas e, incluso, caída del cabello.

Cuándo es necesaria su extracción

Así pues, la extracción de las muelas del juicio es necesaria cuando presentas algún problema en la zona en la que se encuentran, como:

  • dolor
  • infección repetida del tejido blando
  • enfermedad de las encías (periodontitis)
  • caries extensa
  • quistes o tumores
  • daños en las piezas dentales y tejidos cercanosMujer acude a dentista para quitarse las muelas del juicio

Qué pasa si no me quito las muelas del juicio

Como hemos indicado, cuando no existe ningún problema de espacio y su erupción es correcta, no es necesario extraer las muelas del juicio. Pero, en caso de que el profesional te aconseje quitarlas y no lo hagas, o presentes dolor e inflamación de la zona durante un tiempo y no acudas al dentista, las muelas del juicio te pueden ocasionar muchos problemas:

  • Dolor en la zona y dolor de cabeza
  • Apiñamiento de dientes adyacentes y maloclusión, lo que puede hacer que necesites un tratamiento de ortodoncia
  • Infección en las encías y en el hueso. Cuando la muela del juicio no erupciona del todo, los restos de comida y placa dental se acumulan en lo que se conoce como saco eruptivo. Esto produce inflamación y una infección llamada periocoronatiris. Es un proceso inflamatorio e infeccioso que se produce en los tejidos blandos, que, a su vez, tiene otras consecuencias:
    • dolor mandibular
    • infección que afecta al hueso y a otras zonas de la cara, lo cual es bastante grave
    • inflamación y edema en la mejilla
    • sangrado y supuración de la encía
    • mal sabor de boca y mal aliento
    • fiebre
    • dificultad para la masticación
  • Aparición de caries
  • Tumores y quistes. Se producen cuando se enquistan las muelas al no terminar de erupcionar, lo que provoca también la destrucción del hueso.

Por ello, en estos casos lo más recomendable es que si presentas algún síntoma acudas a tu clínica dental. En Clínica Aviñó contamos con un equipo de profesionales especialistas en odontología y en cirugía oral, que, tras valorar el estado de tus molares y tu salud bucodental, te recomendará el mejor de los tratamientos.

Cómo es la extracción de las muelas del juicio

En cuanto a la intervención para extraer las muelas del juicio, dependerá del estado del molar y de la zona. Si está totalmente fuera, es más fácil de extraer, pues normalmente solo será necesario moverla de lado a lado para después de tirar de ella cuando está más floja y tras aplicar anestesia local.

En el caso de que esté sumergida total o parcialmente, el cirujano o dentista administrará también anestesia local para realizar una incisión y así extraerla. Puede que sea necesario dividir la muela en secciones para que sea más fácil su extracción. Tras esto, es bastante probable que el profesional tenga que suturar la herida con puntos.

Pero, por lo general, se trata de una intervención muy sencilla que no dura más de 20 minutos.

Profesionales durante la extracción de una muela del juicio

En cualquier caso, no dudes en contactar con nosotros si tienes dudas, si te sangran las encías o te duele la zona de las muelas del juicio. En Clínica Aviñó siempre te recomendaremos lo mejor para ti y para la salud de tu encías y dientes. Y, si consideramos que no es necesaria la extracción, te lo haremos saber, porque la salud, comodidad y seguridad de nuestros pacientes está por encima de todo en nuestra clínica dental en Valencia.

Asimismo, recuerda que para tener una vida plena, hay que empezar por cuidar la salud bucodental, pues de ella depende todo: una buena mordida y una correcta salud hace que podamos disfrutar de las comidas y que el proceso digestivo sea el correcto. En este post te lo contamos mejor.