Entradas

Cirugía X-Guide para implantes

La Cirugía X-Guide es una cirugía guiada optoelectrónica dinámica de implantes. Es decir, una forma de colocar implantes que aporta ventajas sobre otras técnicas más convencionales. En España todavía hay muy pocos dispositivos que puedan realizar esta singular técnica de colocar implantes de una forma precisa. En nuestra Clínica Aviñó tenemos más de un año de experiencia en implantes X-Guide.

Formas de colocar implantes

1. Implante a mano alzada

Es el procedimiento más utilizado. En el último curso internacional que hice, el 90% de los dentistas usaba este procedimiento en prácticamente todos sus casos, y puedo asegurar que estaban los dentistas más afamados del mundo.

Para estudiar el caso,  los dentistas realizan un TAC (Tomografía Axial Computerizada), más correctamente denominado CBCT (Tomografía Computerizada de Haz Cónico). Se trata de una radiografía tridimensional donde se puede ver el hueso en tres dimensiones, realizar mediciones e incluso colocar los implantes en el sitio exacto de una forma virtual en la pantalla del ordenador. Con esta información, se determina el tipo, longitud y diámetro del implante a utilizar. Y lo que es más importante, el lugar exacto de su colocación en el hueso.

Con esta información, el dentista colocará después en el paciente el implante, intentando aproximarse lo más posible a lugar donde lo colocó virtualmente en la pantalla del ordenador.

Simulación de cómos e coloca un implante x-guide en la boca del paciente, en este caso una maqueta de la boca

2. Implante con Cirugía guiada con férulas posicionadoras

Para realizar este procedimiento, después de colocar virtualmente el implante mediante el software en el programa del CBCT, como en el caso de mano alzada, se realiza una férula física, que en el caso más sofisticado lleva unos pequeños cilindros por donde el dentista meterá las fresas para colocar los implantes, que además tienen unos topes para no fresar más profundo de lo estudiado. Los implantes quedan de esta forma exactamente donde se planificaron. Las férulas se fijan en la boca a los dientes que todavía quedan, o se atornillan al hueso cuando ya no hay dientes para sujetarlas.

Generalmente este procedimiento se utiliza para colocar implantes en zonas anteriores de premolares, caninos o dientes. No suele usarse en zonas posteriores de molares porque el paciente no puede abrir tanto la boca para permitir la colocación del implante. Esto ocurre porque la férula ocupa un espacio, las fresas son más largas de lo normal, porque parte de ellas entra en el hueso, pero otra parte queda dentro del cilindro guía.

Como en el software de la colocación virtual no se puede prever esta situación de limitación de apertura, tiene que ser una apreciación del dentista que ve más o menos cuanto abre la boca su paciente. Si no se tiene en cuenta esto puede ocurrir que se haya estudiado todo muy bien, se haya fabricado la férula  y que en el momento de colocar el implante en el paciente el procedimiento no sirva y haya que pasar a mano alzada.

Por otra parte, los implantes en sectores de premolares, caninos y dientes suelen ser más fáciles de realizar a mano alzada, siendo más difícil cometer errores y por tanto menos necesaria la cirugía guiada con férulas, aunque debería ser el procedimiento de elección por su precisión.

Dentista mostrado un implante dental, pero no necesariamente implantes x-guide

La cirugía guiada con férulas tiene su punto débil en los molares, y más cuanto más posterior es el implante. Este problema queda solucionado con la Cirugía Guiada Optoelectrónica Dinámica sin férulas.

3. Implantes x-Guide: Cirugía Guiada Optoelectrónica Dinámica de implantes.

En la clínica Aviñó somos mentores de Nobel Biocare en X-Guide. Es el procedimiento más moderno. Tiene las ventajas de la cirugía guiada convencional y además elimina sus inconvenientes.

No es fácil de explicar pero básicamente consiste:

  • Realización de un CBCT al paciente mientras este sujeta en su boca un pequeño dispositivo llamado X-CLIP en nuestro sistema.
  • Los datos del CBCT y del dispositivo X-CLIP se introducen en el software de la máquina de cirugía dinámica.
  • Se realiza el estudio y la colocación de los implantes X-Guide de forma digital igual que en el procedimiento convencional.
  • Cuando se van a colocar los implantes en el paciente, este lleva el dispositivo X-CLIP en su boca exactamente en el sitio donde se colocó para hacer el CBCT. Este dispositivo es captado por unas cámaras que se colocan aproximadamente a un metro por encima de la cabeza del paciente. De esta forma el software sabe exactamente donde está situado en el espacio el hueso maxilar o la mandíbula del paciente.
  • El dentista tiene en su aparato para colocar implantes (contra-ángulo) otro dispositivo adicional que es captado por las mismas cámaras que el X-CLIP.
  • Como las cámaras captan donde está espacialmente el hueso y el dispositivo de colocar implantes (contra-ángulo), el software es capaz de relacionarlos de una forma parecida al navegador de un coche (nos dice por dónde debe ir exacto el coche), aunque aquí es a un nivel milimétrico.
  • El resultado es que cuando estamos fresando el hueso para colocar el implante en el paciente, vemos en una pantalla el hueso del paciente y la fresa que usamos, tenemos unas guía virtuales que nos guían hasta la colocación precisa y no se cometen errores de dirección ni de profundidad. El cirujano ve cómo la fresa entra en el hueso y por dónde va, teniendo unas guías para no salirse.

Este sistema combina las ventajas de la cirugía guiada convencional con las de la mano alzada.

En el siguiente vídeo, grabado en nuestra clínica, podemos ver cómo se realiza: